martes

Érase una vez Carlota. Y luego Denna.


Érase una vez Carlota y yo.

Cuando me propongo hablar de ella debo mentalizarme tres horas antes y decirle al dolor que surge en mi pecho que remita, que no está, que no ha vuelto, que no se preocupe. Porque no quiero que aparezca sin avisar como siempre hace y a no sé que cosa que ahora me mueve le de por olvidar el rencor y tengamos un problema. Porque sé que le pasa a mi cuerpo cuando percibe el suyo y aunque mi cabeza intente retroceder, mis labios solo se despegan para pedir en silencio un beso, porque ya he olvidado el motivo de la despedida, el por qué de que no avisara de que se iba y desapareciera de la faz de la tierra. Y de mi vida.
Cuando pienso en recordar, Carlota, que es una herida dentro de otra, surge, se expande y explota y a mi me da por dormir mil días con sus mil noches, que quiero esconder la cabeza en la tierra y no pensar, ni existir, ni respirar.
Así que creyéndome valiente he cogido papel y pluma para contarte que yo vivía en un pueblo muy pequeño donde todo el mundo se conocía, que nunca soñé salir de allí porque nunca vi un futuro fuera de esas cuatro casas entre dos montañas. Que nunca tuve amigos y tampoco quise tenerlos. De algún modo ser un bicho raro me confería una invulnerabilidad que equilibraba la proporción de fuerza que siempre me había faltado, convirtiéndome en alguien impenetrable, impermeable a cualquier problema.
Hasta que llegó ella y yo tropecé con el mundo y el mundo trastabilló conmigo. A partir de entonces mis labios llevaron su nombre, y mi piel su olor y todos los versos los escribir por y para ella, que cubría cada milímetro de mi existencia.

4 comentarios:

cinco letras dijo...

Carlota quizás vuelva. Pero quien se marcha así, sin más, no esperes que vuelva para rehacer su vida junto a esa persona a la que un día dejó olvidada.
Reemplaza tus labios, tu piel y tus versos. Carlota no se merece tanto.

Lorena dijo...

Que bonito y que duro cuando sentimos algo así por alguien que no está.
Un abrazo!!

Alfa.. dijo...

Pero que oportuna tú y tus letras amiga.
Me sentí muy descrita , este día . la misma carlota que se va y hace lo que le da la gana. U.U
bonito bonito.

Jace Lovecraft dijo...

Es... simplemente genial.