martes

Comprendí que vivir contigo era como estar siempre estática delante de un espejo, que tus acciones recaen irremediablemente sobre mí como si el daño también rebotase y en ambos pechos se abriese una abismo en forma de herida, de angustia cuando ya no me veo reflejada; entonces sé que no estás detrás y que aunque extienda mil veces mi mano seguiré tocando frío y no tu piel. 
Tú simplemente eres el reflejo simétrico de otra yo, Carlota, de alguien que nunca supe que existía dentro de mí pero que me esperó, aguantó hasta que apareciste para verme y llenarme de lo que nunca tuve sin ti y de un horrible medio a perderte. Y sin embargo he comprobado a fuerza de insistir que no eres más que una imagen difusa, y que puedes irte, como se van al fin y al cabo todas las cosas buenas.

Carlota y Denna.

5 comentarios:

Lorena dijo...

"entonces sé que no estás detrás y que aunque extienda mil veces mi mano seguirá tocando frío"

¿Cuántas veces me habré sentido asi?
Que cosas... ains!!
Un besito

plinnn... dijo...

muy triste,
un abrazooo

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

=0 Lindo post =D

Nerea dijo...

Precioso pero triste. No todas las cosas buenas se van...o eso espero. Un besazo!

ntL dijo...

Sabes que siempre voy a identificarme con todo lo que escribes, ya te lo dije.
Un besazo cielo.