lunes

Y gritó: ¡Yo soy tu llave! Soy la puerta hacia el placer y el candado hacia lo morboso. Tú sin mí no existes, al igual que yo sin tí no me hago más que una muñeca rota. 
Soy tu aire y tu alimento, y es desnuda como ansias mi piel con la boca. 
Sin mí, todo tu yo estaría perdido...

6 comentarios:

While dijo...

(mejor hacerla caso, ¿no?)

Noe dijo...

dioosss...me encaaantoo!
un besiiitoo!!muuaaaCk!
te veo x mi blog!

Zazish dijo...

Definitivamente, si hay que gritar, se gritan cosas como ésta.

Nerea dijo...

Esa seguridad le volverá loco.

Zaphirelitz dijo...

Eso es digno de aplaudirse, me fascino, me encantó!
Kuss

Hiawatha dijo...

Que bonitas palabras, cuanta razón.

Y cuanto se necesitan!!