martes

Se me rompe el puto corazón cuando te echo de menos y me viene al cuerpo la fuerza con la que me abrazas cuando duermo de costado a tu lado. Y me duele el corazón y las entrañas, y la piel y los recuerdos y la nostalgia y el mismo Amor, tan cabrón. Porque es tan propio de él, tan propio...

2 comentarios:

Gabriel Montesinos dijo...

Bravo, ¡bra-vo!

Nerea Riveiro dijo...

Tan propio es echarte de menos...
No lo sabes bien.
¡Un besazo! :)