miércoles

-¿Por qué doblas las esquinas de los libros? ¿Por qué no subrayarlo, pintarlo, marcarlo, escribirlo en otra parte y en cambio sí doblarlo?- preguntaste. Cuan osados somos cuando no intuimos la respuesta-
- Cada vez que leo algo que me llena el alma- te dije- hago una marca y dejo una parte ínfima y remota de mí. Para que cuando vuelva a coger ese libro cualquiera, lo abra por la doblez y lo huela y me reencuentre sin esfuerzo con la palabra que guarda una parte de mí que dejé atrás.

3 comentarios:

Lorena dijo...

Yo lo escribo en un pequeño papel y luego, al azar, busco alguna de las referencias y me sorprendo al ver cual de ellas releo de nuevo.

Jace Lovecraft dijo...

Yo si hiciese eso.. hay libros que doblaría enteros.

J.

Miss Frenesí dijo...

Yo doblo siempre las esquinas de las páginas en las que las palabras me atraparon o me contaron algo digno de recordar. Después lo suelo pasar al ordenador, para releerlas cuando me apetezca :)
Un beso enorme!