lunes

Fue extraño ¿sabes? Un día me desperté y vi que no era mi sitio. Mis pies se quedaron parados y no supe exactamente cómo moverme; empecé a odiar a los espejos y todo eso, porque me reflejaban, a mí y a mí alrededor, y yo no queria...
Me desperté y cogí mi taza de siempre y se me hizo extraña al tacto y a la vista. Todo el tiempo que pasé fuera de casa me hizo volver como una desconocida, viviendo en un particular bucle de cosas conocidas que tenía que dejar pasar.

3 comentarios:

Srta.While dijo...

Volverá esa sensacion
de estar otra vez en casa, solo se necesita que el reloj corra un poco más, eso es todo =]

(latazase
haráaterciopelada
altacto)

Crêpes
rellenos de
risas
contagiosas.

'ZaphireLitz dijo...

Es dificil, hay dias que te sientes una desconocida para todo, solo espera un poco y veras como todo regresa a la normalidad, asi como dijo mi querida srta.while.

carmeloti dijo...

Esa sensación la tengo desde hace una semana, pero da igual mi taza, es mi cuerpo el que ha pertenecido a él, lo que me incomoda...