martes

Es saber que te está pasando a ti en el momento equivocado.

- Lo peor de una enfermedad  no es el dolor, Lui,  o la angustia de la inminente muerte. Es saber que te está pasando a tí en el momento inadecuado, cuando aun te quedan muchas cosas por hacer.
- No voy a dejar que te mueras.- susurré, dolido.
- Eso es una mentira muy gorda, querido.

4 comentarios:

Srta. Liv dijo...

Y que hacer en ese momento.

MeryC dijo...

La muerte llega, sin más, y no hay mucho que se pueda hacer al respecto. Solo ganarle un poco de tiempo.

Un muá(h) y un sugu de frambuesa!

El Drac dijo...

Cuando la muerte se aviene por consecuencias de nuestra propia vida pues ya vivimos y esto es lo que hemos logrado, pero cuando ni siquiera hemos vivido...allí viene lo trágico. Un abrazo

Lady S. dijo...

Es una bonita promesa, pero ¿como piensa cumplirla?

Besos