martes

Carlota me contó una vez un cuento y me dijo tres palabras que no creo olvidar jamás.


Supongo que podría acordarme de su casa sin demasiado esfuerzo. Del jardín de rosas rojas que ella odiaba, de aquellos árboles, aquel lago, aquellos rayos de sol que hacían cosquillas en la piel. Creo que podría recordar ese pueblecito pequeño perdido en el norte sin que el corazón se me encogiera.
Pero he intentado olvidar el sonido de mi nombre en sus labios y todavía sigo aquí, recordándo cada curva de su cuerpo. Y eso sí que hace que mi corazón se escoja. Carlota se fue un día y me dejó sola.
En realidad, no sé en que momento de mi vida me crucé con ella. Carlota marcaba el ritmo de las cosas y si no te gustaba, te jodías.
Cuando llegué, ella ya estaba allí. Vivía en un caserón a las afueras del pueblo con la compañía del mayordomo, la cocinera y la sirvienta. Sus padres, adinerados ejecutivos de una gran empresa internacional, nunca estaban en casa.
Todo el pueblo la conocía pese a que ella nunca se dejaba ver, siempre recluida en esa pequeña cala de su propiedad. Muchas veces me pregunté si alguna vez la llegaba a disfrutar. Porque desde el acantilado se la veía diminuta tumbada en la arena tomando el sol, que era prácticamente lo único que hacía. Nadie hablaba con ella y no tenía amigos, pese a que todos los chicos del pueblo dejaban caer la baba en sus faldas cada vez que aparecía por allí.
No conseguí hablar con ella en los dos años que me pasé espiándola desde los acantilados, viéndola bañarse o simplemente contemplar el mar. Pero, al igual que pasa con su nombre y su rostro, jamás podré olvidar aquel primer día de verano, cuando ella bajó hasta mi casa para hablar conmigo. Me la imagino llamando a mi puerta con ese vestidito blanco que dejaba sus hombros al aire, con el ceño fruncido y esas ganas de bronca que nunca se le iban.
- ¿Se puede saber por qué me espías?
- Ah, hola.
Carlota resopló y yo reprimí una sonrisa.
- Eres insoportable ¿verdad, Denna?
- ¿Qué pregunta es esa, Carlota?- pregunté divertida- ¿Y cómo es que sabes mi nombre? ¿Tú también me has estado espiando?
Fue la primera y única vez que Carlota apartó sus ojos de los míos. Jamás volvió hacerlo, ni conmigo ni con nadie. Ella siempre se enfrentó a los problemas. Bueno, más o menos.
- ¿Qué es lo que quieres?- volví a preguntar. Y aunque esa escena me encantaba, no podía tenerla todo el día en la puerta de mi casa con ese aire enfuruñado que llevaba.
- Que dejes de espiarme.
- ¿Ah si? ¿De verdad?
- No. Por eso, a partir de ahora, lo harás directamente. Te quiero ver mañana.
Carlota se fue y me dejó con una sonrisa en los labios. Varias veces pensé en no ir a su casa, en dejarla plantada para joderla un rato. Pero me moría por volver a verla y claro, eso ella lo sabía.

11 comentarios:

Dana O'hara dijo...

tal como la describes yo también me moriría de ganas de verla :)

aniie dijo...

me agrada esa Carlota.Enfrentar siempre los problemas cara a cara,algo que n muchos llegan a hacer, o yo quese.
besos....

La Ladrona de Palabras dijo...

Lastima que Carlota y Denna ya no existan nada mas que en tu imaginación.





.: The Thief Of Words :.

Giulia dijo...

Que no vaya algunos días, aunque se muera de ganas. Que la deje con la intriga de por qué ese día Denna no ha ido... ¿irá Carlota enfadada a buscarla?

La ladrona de besos dijo...

Carlota es interesante jajjaja :)

Fonzo Warman dijo...

Jo, ¡Qué lista es Carlota! Deberías intentar "joderla" un poquillo y hacer que sufra, pero solo un poco.

Besos ^^.

Marina dijo...

Hay personas que pasan si vida entera sin enfrentar los problemas, pero ella lo hizo, y eso no se lo quita nadie:)

Superheroína enmascarada dijo...

Suena más interesante el juego de espiar.

Doña María dijo...

Vaya, con lo divertido que es espiar a los demás. Yo tengo unos prismáticos en casa y tengo controlados a todos los vecinos. Es mejor que ver la tele.
Un abrazo

Casper Deschanel dijo...

Porque Carlota juega como quiere, y gana siempre, por supuesto.

Beso :)

Ironía dijo...

Cuánto tiempo hacía que no me pasaba.
Y chica, no sé como lo haces pero cada vez escribes mejor. ;)

¿Ah si? ¿De verdad?
-No. xddd

Besazos.