viernes

Kath siempre quema las tostadas.

Kath no pensaba que hacer ese día, pero tampoco es que le importara demasiado.
Me frotó los ojos con una niña pequeña y esbozó una gran sonrisa, de esas que contagian hasta a la más seria de las personas. Kath pensó que al Capitán Garfio le haría gracia su sonrisa infantil.
Todavía en pijama, salió dispara a la habitación continua, de paredes blancas, sábanas blancas y cortinas blancas. A veces, ella y Ellyn imaginaban que aquello era el Polo Norte y haciendo un iglú con los cojines -por supuesto, blancos- se metían a hablar durante horas. Tanto se entretenían que se les pasaba la comida y hablaban hasta cuando ya sus barrigas pedían desesperadamente la merienda.
Kath se tiró en la cama con un grito de guerra.
- ¡Despierta, despierta, despierta!
Ellyn se tapó la cabeza con la almohada, tirándole un cojín a Kath en toda la cara.
- Pirate o pillas.
- Veeenga, no seas sooosa. Tenemos que hacer muuuchas cosas hoy.
Kath se levantó de un salto, se hizo una coleta para sujetar su enmarañado pelo castaño y salió disparada hacia la cocina.
- ¿Qué quieres para desayunar?
Ellyn soltó una risita mientras muy muy lentamente se sentaba al borde de la cama y se ponía las zapatillas.
- Que no quemes las tostadas.
Cuando llegó a la cocina Kath la miraba enfuruñada, murmurando algo así como "mala persona". Se dio la vuelta y comenzó a preparar las tostadas con lentitud y solemnidad. Ellyn sonreía.
Se acercó despacio, con sigilo y abrazó a Kath por detrás.
- Buenos días, princesa- susurró en su oído.
Kath sonrió, se dio la vuelta y miró los perfectos labios de Ellyn.
Entonces la tostadora sonó, las tostadas saltaron y Ellyn rió. Como todas las mañanas, aparecieron negras.















Encantadora de sonrisas =)

1 comentario:

Violette dijo...

¿Quien tendra la culpa de las tostadas quemadas de Kath?Me encanta ya te lo he dicho^^Y ese buenos dias, princesa me suena de algo,no se de que xD




¿Encantadora de sonrisas?