sábado

Tengo los días contados de ti,
todo lo que no dices,
aquello de lo que no hablas,
y que sé que piensas,
porque eres una mujer muy lista.

Tengo el ruido acabado
las conversaciones a oscuras
los susurros a medias.
En mi vida y en mi alma se ha ido la luz de ti.

Tengo los caminos empedrados y a cuestas,
y el tiempo no favorece mi causa.

Tengo tu mirada en el frío,
el hielo en el pecho,
el pecho en el mar de poros que es mi asfixia
y se llama cárcel.

Tengo los coches en llamas,
la ciudad vacía.

Tengo tanto miedo...

1 comentario:

DosBichos dijo...

Lo días contados de ti.

Perfecto.