viernes

- Ya sea por algo bueno o malo, es una cosa cosa que nunca conseguirá alguien como tú.
- Gracias, Axel, cada día te quiero más.
- Puedes ser todo lo irónica que quieras, Alice, pero llevo razón.
- No me importa.
- ¿Ah no? Que cobarde eres.
- ¿Hablamos de cobardía, Axel? Porque te recuerdo que fuiste tú el que lo dejó atrás, imbécil. Si por algo estamos así es por tu culpa, créeme.
Apreté los puños.
-¡Arg! No sabes las ganas que tengo de estrangularte.
- Venga, inténtalo campeón, verás la mala leche que tenemos las gatas- en mitad de su sonrisa felina, Alice me enseñó los colmillos.
- Zorra- maldecí entre dientes.
- ¡Já!

2 comentarios:

Asphyxia dijo...

¿Qué no podrá conseguir Alice? ¿Cariño? ¿Amor?
Axel me parece nombre de tiarrón americano, no sé por qué.
Un abrazo.

Zazish dijo...

¡Já!

Me encanta la risa de Alice.