martes

Le doy dos minutos al mundo para que me arranque la vista y si quiere el corazón.
Lo dejo todo a su gusto; ya no me importa la velocidad del tiempo. Creo que puedo aguantar alguna que otra embestida más por si le da por maltratarme.
Podré curarme si otro batallón de mil esquirlas de realidad se clavan en mi espalda simulando puñaladas de odio y me hacen sufrir pero aun así mis gritos no se oyen en el silencio. Otra vez. 
Moriré cientos de veces sin causa y volveré a renacer como todos quieren. 
Dejo margen para vaciarme y ser incosciente del mañana; nacer ya no me importa. 
Que el espejo me refleje tal y como soy o con dos toneladas de mentiras en los ojos. Que mis pasos sean las huellas de otros. Que todo y todos hagan de mí títere del universo y tenga que girar con él; sin misión, sin empresa. Y supongo que sin nadie.

4 comentarios:

El Drac dijo...

Uhmm tanto desprendimiento y ggenerosidad no son habituales... ¿qué estarás tramando?

'ZaphireLitz dijo...

Inspirador, me gusta mucho. Kiss

.A dijo...

ojala que en algun movimiento de titere ..encuentres a alguien con quien girar

Hiroshima dijo...

Asi andamos algunos por estas fechas, que simplemente es el invierno que se va cerrando sobre nosotros o es deseo de renovar y cambiar desde ceros...