miércoles

Tocada y hundida

La locura de una mente corrompida de placer, junto al incesante susurro de besos prohibidos, sumado al vértigo de sus caricias fue lo que la volvió loca de amor. Y es que cuando la lujuria te golpea... Entonces, ¿sabe usted? Ya no hay nada que hacer.

7 comentarios:

.A dijo...

solo queda dejarse llevar..

Liz dijo...

no hay opcion!

Hiroshima dijo...

Genial... eso es verdad. Ahora, solo queda disfrutar y no pensar...

Enid West dijo...

Rebonica! que estás perdida D:
Muuu rebonico, casi tanto como tú <3

Victoria M. dijo...

Perderse en la tentación...

Meencanta^^

Luzzmir! dijo...

La tentación está para caer en ella, no tiene otro propósito ;)
Eres genial, Marian ^^
Te quiero hija >.<

Onírica dijo...

Genial, Diane. Como siempre.

¿Para qué resistirse a la tentación?