sábado

-¿Ah si? ¿De verdad? ¿Eso es todo lo que tienes que decirme? ¿Todo lo que piensas? Eres un imbécil y un gilipollas. Aquí nos follamos y luego te vas y si te he visto no me acuerdo ¿verdad? De eso trata la cosa ¿no? ¡Si es que! Soy estúpida.
- Al final Sandra va a tener razón y estás totalmente loca.
- No, loca no, jodida, que es otra cosa. ¡Y por tu puta culpa!
- ¿Y qué quieres que yo le haga?
- Pues algo ¿no? ¡Eres tú el culpable!
- ¿Cuándo firmé yo contigo un contrato? ¿Cuándo te dije yo que te quería, eh, Milah? No seas cría, hostias. Tengamos la fiesta en paz.
- Cabrón.
- Cállate ya. Métete esa mierda; un poco de coca, quizás algo de jaco. Y cierra la jodida boca, me está entrando dolor de cabeza.

3 comentarios:

(Cat)herine dijo...

Dios, es increible. Es una escena tipica y me encanta como esta escrita. No me acuerdo de la ultima vez que vine, pero acabo de fijarme en la descripcion y tambien me encanta.
Cuidate ;)

ZaphireLitz dijo...

*.* Migda! Eso si es pelear... ME ENCANTAAAAAAAA! XD Dale siempre es lo mismo, hombres machistas y mujeres encabronadas. Besos. Me encanta el nuevo diseño, el negro me mareaba XD mucho negro.

Mente Insana. dijo...

Cuando va de eso... las mentiras están al orden del día.
El egoismo, aprovecharse de otras personas sin importar quienes sean sólo para sacarles provecho, para tu satisfacción personal. Un bucle interminable.