viernes

Hablo de tí.

Y no puedo odiarla, Paula, porque sé que no es el futuro que ella desearia. Soy el único que ve que sufre de verdad ¿lo entiendes? No podría dejarla sola. Sé que si ella pudiera cambiar todo lo que ha pasado, lo haría; aunque también sepa que no me querría a mi si lo hiciera.
- Y mientras tú siempre a su lado, guardándote la rabia y el dolor. ¿Sabes qué creo? Que deberias aprender a querer lo que es bueno para tí.
- ¿Hablas de tí?
- No, cariño, hablo de tí mismo.




tú también te tienes que querer ¿sabes?

3 comentarios:

.A dijo...

si.. pero antepuse mi felicidad por la de ella..

Zazish dijo...

Sabias palabras.
Pero, en este mundo, pedir amor, incluso para uno mismo, es demasiado pedir.

ZaphireLitz dijo...

A los demas pideles el mundo entero hasta lo imposible menos que sientan lo mismo que tu porque seria imposible, nadie siente lo mismo. Besos.

http://nubesacuosas.blogspot.com/