viernes

Echo de menos al pez, Rukio.

Tienes la razón de mi sonrisa triste entre los pliegues de tu ropa. La guardaste cuando hiciste la maleta y cogiste aquel último tren.
Te llevaste contigo el motivo para dejar de llorar y nuestro pez de colores.

3 comentarios:

Meriendame. dijo...

Ö
se llevó al pez...
pues es muyyyyyy dificl encontrar otro. :(

Michelle Rain dijo...

hay muchos más motivos más cerca..
Los peces, son substituibles.
:)

Zazish dijo...

¿A quién se le ocurre llevarse el pez? Que le olvide, y se compre un pájaro, el color no importa mientras cante.