miércoles

Verdades que digo con doble sentido.

Miento, normalmente soy un gran mentiroso. Miento sobre mi nombre, mi edad e incluso mis sentimientos. Se supone que deberia gustarme, pero en realidad lo odio. Aun as, yo sigo mintiendo.
Me paso otra er ayer al mediodia, cuando me acorde de tu nombre, Helena, y no puede dejar de pensar en ti. Yo me habia dich que te habia olvidado, pero ya ves que no fue asi.
Me menti otra vez cando recorde tus besos y me dije que solo me habian gustado. Lo que senti fueron mariposas en el estomago, mi amor.
Y te menti cuando te dije que no te queria, que te marcharas y no volvieras, que me dejaras en paz.
Mentiras, para ocultar que tenia miedo a enamorarme de ti.


{Siento la falta de tildes y tal, es que estoy en EEUU y los teclados americanos no tienen tildes ni enies. I'm sorry}

3 comentarios:

La Ladrona de Palabras dijo...

Pobre tonto, jamás se debe mentir a las personas que te importan. Luego siempre es peor. Quiza, solo quiza, Helena le odie por haberle dicho esas cosas. Pobres tontos.

Es mi último comentario.

Carlota Thifword [La Ladrona de Palabras]

MuñEkiTa CaT dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacat@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Catherine Silva

MeryC dijo...

Todos mentimos, pero deberíamos hacerlo para no dañarnos, al menos, digo yo.

Helena con h, como debe ser.

Ojalá yo estuviera en Estados Unidos y me faltasen enes.

Un muá(h) y un sugu de cereza!