miércoles

Él mintió y Michelle se cansó de vivir.

Volvió a chillar; una dos, tres veces. Hasta que sus pulmones se quedaron sin aire y se desplomó sin fuerzas sobre el asfalto. Cerró los ojos y extendió los brazos, esperando que por fin algún coche acabase con su vida.
Porque él mintió, no había final feliz.
- Te odio...-susurró.
Retuvo las lágrimas que sin duda se mezclarían con las gotas de lluvia que caían sobre su rostro. El único ruido, el de las gotas al caer, desesperaba a Michelle.
Y pese a todo, su último pensamiento era para él. Él, quien le había había mentido diciendo que era fuerte, quien había echo que se acostumbrara a su olor y sus abrazados después de una pesadilla. Quien se fue antes de tiempo. Quien murió cuando ella todavía lo necesitaba.
Y por eso lo odiaba. Porque todo era por su culpa y todavía lo echaba de menos.
Sonó el claxon de un coche y la luz de sus faros iluminaron su cuerpo inerte. Pero Michelle no tenía fuerzas para levantarse. Así que dejó que el claxon sonara, la lluvia cayese y el coche la arrollara.

12 comentarios:

Ironía dijo...

Después me dices a mi que haga entradas alegres eh? ¬¬
Triste pero muy cierto...

Noto una cosa rara:[...] se acostumbrara a su olor y sus "abrazados" ¿?
Querrías decir abrazos?

Besazos

♥ Anabel ♥ dijo...

Nunca debemos rendirnos, la vida es lo más importante, y siempre, siempre, se puede continuar...
Aún así, puede que aún siga con vida no?
Besitos!!

El delineante de cumulonimbos enterrados dijo...

La lluvia tuvo la culpa de que nunca más se puedan abrazar.

Saludos subterráneos.

Fonzo Warman dijo...

Melancólico como de costumbre =(, vengo a hacerte una visita para animarte.

Besos de paz.

MeryC dijo...

Pobre Michelle. Aunque yo creo que debió seguir adelante pese al dolor.

Wouh. dijo...

La vida ahora me aburre, me cansé al igual que Michelle. Es tan fome, es tan raro, tan triste. Son muchas las diferencias mias con Michelle pero en punto es que las dos nos cansamos :/

cuídate, besos de muchos colores brillantes.

La guardadora de oxígeno dijo...

Qué triste. Pero bueno, ¿Después de ese final volverán a encontrarse, no?.

En fin, encontré tu blog 'vagabundeando' un poco.
Te sigo :)

Carla Débora dijo...

Lady.. don't give Up! :::
q buen blog q tienes!!
pasaré más seguido! :)

zaLudoz

Marco dijo...

En el fondo, ojalá fuese tan valiente como Michelle. Muchas veces, cuando llega el metro al andén, pienso en tirarme a la vía de cabeza, y que le jodan al mundo. Pero la idea de dejar de sufrir me aterra!

Un buen blog, pero debo confesarte que he sido incapaz de entender cómo se postean comentarios en tu otro blog! Y eso que me encanta.. En fin. Me uno a tus seguidores!

DosBichos dijo...

-¡No-gritamos los bichos al terminar de leer el trágico final.
Álvaro me acarició la cabeza.
-Pat, es solo un personaje más.
-¡Pero se ha matado! ¡Se ha rendido! ¡Se ha...!
-Dile a ClavedeFa que lo resucite, ya ves tú...-
-No. Me ha gustado demasiado.

Los bichos. :)

La ladrona de besos dijo...

Nunca se debe morir.

vuelo de hada... dijo...

Querida que historia mas triste me has conmovido hasta el exceso y la verdad es que cuando nos abandona quien tanto necesitamos y amamos podemos reaccioner así, culpádolos por esa partida pero y en realidad es la vida un destino marcado quizás.
De ahí que tenemos que ver que decisión tomamos nosotros si seguir o irnos con ellos, en fin.
Un abrazo te sigo y gracias por pasarte por mi rinconcito.